jueves, 24 de enero de 2013

Hombres bárbaros



“He that hath a beard is more than a youth, and he that hath no beard is less than a man.” ~William Shakespeare


Pensando en mis últimas entradas sobre la música de dos de mis barbudos favoritos, y sobre todo analizando el modelo de hombre en el que me vengo fijando en los últimos años -que no veas tú el radar que tengo para detectar en un santiamén en cada lugar a todos los barbudos y/o patilludos en mi radio más próximo-, me ha dado por investigar si existe un por qué a esta filia. Porque amiga, me gustan las barbas, y sé que no estoy sola. Doy fe de que somos muchas las que babeamos con este tipo de hombres. Babeamos hasta el punto de tener que poner el cartel de "superficie deslizante" cuando nos cruzamos por la calle con uno de estos machos alfa.
Y me he pasado toda la mañana buscando cuál es el término que define a esta reacción química que experimentamos muchas mujeres y que consigue a menudo trastocar nuestros planes anulando nuestra voluntad, porque yo confieso: mis relaciones con barbudos han sido en su mayoría un auténtico desastre, y generalmente me ha ido mejor con los barbilampiños.
¡Pues no hay ninguna palabra que defina la filia por las barbas!. La “barbafilia” como tal, no existe. Hay una palabra que define lo contrario, o sease, el miedo persistente, anormal e injustificado a las barbas: POGONOFOBIA. Ahí es nada. Pero no hay palabro que signifique esta pasión que yo siento por Glen Hansard, Jero Romero, Luis Tosar, el del anuncio de Tribago o en general por casi cualquier otra barba andante. Menos Rajoy, eh?
En cambio me he encontrado con que hay varios estudios sesudos, de esos en los que las universidades americanas suelen tirar el dinero periódicamente, mientras que aquí en España cada vez sufrimos más recortes en educación e investigación, por cierto. En fin…
El caso, que me he documentado. Un psicólogo de la Universidad de California, Pellegrini, investigó sobre el valor reproductivo que emana la barba más allá de la estética, concluyendo que existía una correlación positiva entre la cantidad de vello en el rostro y la percepción de ser más masculino, dominante, guapo y liberal. Pero no se confirmó que fuera más saludable a nivel reproductivo. ¡Vaya! El Dr. Freeman de la Universidad de Chicago, llevó a cabo un estudio similar, concluyendo que para las mujeres, la barba era símbolo de magnetismo sexual y atractivo, sintiéndose ellas más femeninas ante ellos. Aparte hay teorías a nivel biológico que vienen a decir que las barbas, primitivamente se veían como síntoma de madurez, sabiduría y respeto, de la misma manera que en las mujeres, las curvas eran un símbolo de fertilidad y erotismo. Por lo que las hembras empezaron a considerar a los barbudos como más aptos para la procreación, porque claro, por esas cosas de los genes y la perpetuación de la especie y tal, las trogoloditas pensaban que si se tiraban a un barbudo, tendrían niños más sabios y más inteligentes, por lo tanto más longevos. Porque saldrían a papi.
Y no tendrá palabra, pero no se tú; yo con todo esto, como que me he quedado más tranquila. ¡Di sí a la barba!


Y POR SI TE QUIERES ENTRETENER LA VISTA:
Beard pornography : A blog dedicated to beards: the single most manly, and great thing a man can have
The bearded :   The bearded photographer
Beloved beard:  The single most manly, and great thing a man can do. To have a beard is to be a true man. If you have a beard, show it off proudly, and enjoy the satisfaction of the envy in the eyes of people around you who don’t have beards. If you don’t have a beard, grow one. If you cant grow one and your not past puberty yet, hold out my young friend, your time will come. The best solution to any problem. A sort of spiritual band-aid that’s only effective when used by men. The dark side of the Force.
Bearded boys : bearded boys that I would marry with


11 comentarios:

  1. Jajajajaja, LARGA VIDA A LAS BARBAS.

    ResponderEliminar
  2. ¡Larga! ¡Cuanto más larga mejor! (La vida y la barba)

    ResponderEliminar
  3. Todos a dejarse barba!

    Sí que tiene sentido evolutivo. Barba = testosterona = dominancia. Es posible que vuestro aparato biológico os haga sentiros más protegidas y femeninas ante la presencia de un barbudo.

    Me quedo por aquí!

    ResponderEliminar
  4. Lo cierto es que yo me empeño en buscar el por qué a todo, y hay cosas que son y ya está, cosas a las que no debería darle más vueltas. Pero saber que existen teorías al respecto, a mí me da una cierta tranquilidad.
    Bienvenido entonces :-)

    ResponderEliminar
  5. Yo me he dejado barba hace tiempo (aunque en verano me la quito, demasiado calor para la bici), quizá para compensar mi alopecia... ¡¡qué injusto reparto capilar!! ¿No se me podría caer el pelo de las piernas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hables de injusticias en cuanto al tema de los pelos porque tú por la bici te los quitas, pero las mujeres seamos o no ciclistas, por narices tenemos que pasar por eso sí o sí. Seguro que estás estupendo con barba; eso siempre es un plus. Y las patillas :-)

      Eliminar
  6. Me gustan con barba, todo es más suave, nunca barbillas y labios irritados. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre los tipos de barbas quería hacer un tratado, que no todas valen, pero me iba aquedar la entrada demasiado larga, jajaja. igual algún día escribo sobre ello.

      Eliminar
    2. Jejeje, estaría bien un escrito sobre barbas, perillas y patillas y luego añadirle una encuesta. Seguro gustos para todas las barbas.

      Eliminar
  7. Dandole vueltas a las barbas, me he acordado de Samson y Dalila y de como despues de la preferencia inicial por las barbas, la primera señal de una relacción que se estabiliza es que ella le "quita" la barba ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder, pues yo no le afeitaría la barba a mi amante ni de coña. Y espero que él no lo haga nunca tampoco. Aunque no nos estabilicemos jamás.

      Eliminar

No te cortes, di lo que sea que aquí no hay censura